Comunicación no verbal

By: Patricia González

By: Patricia González

Cuando comunicamos hacemos uso de dos tipos de código principales:

El código lingüístico

Este es el código verbal, el cual puede ser:

  • Oral o
  • Escrito

Este código se concreta en los diferentes idiomas y también códigos lingüísticos no verbales como el braille o la lengua de signos. Estos últimos tienen gran importancia como sistemas alternativos al lenguaje verbal.

El código no lingüistico

Se trata de un tipo de código no sujeto a la complejidad del lenguaje. Los códigos no lingüísticos pueden ser:

  • Visuales
  • Gestuales o
  • Acústicos.

En los humanos, la comunicación se lleva a cabo mediante la combinación de componentes verbales y no verbales. Los componentes verbales se refieren al lenguaje hablado o escrito, mientras que los componentes no verbales constituyen el lenguaje que surge de nuestro cuerpo, incluyéndose aquí la mirada, la entonación, los gestos de la cara, los movimientos de las manos y la postura del cuerpo e incluso la vestimenta.

A su vez, los componentes verbales y no verbales podrán ser vocales y no vocales. Los componentes vocales estarán relacionados con el habla, no así los no vocales.

Todos identificamos el habla y la escritura, así que vamos a conocer más en detalle los tipos de lenguaje no verbal. 

Es el conjunto de elementos no verbales del habla o, dicho de otro modo, es la forma en la que se expresan las palabras. Los elementos paralingüísticos fundamentales de la voz son:

  • Entonación. Se refiere al tono de voz, que puede variar desde tonos graves hasta agudos.
  • Se refiere a la intensidad de la voz, que podrá ser suave, moderada o fuerte.
  • Se refiere a la fluidez de las palabras y silencios. Este podrá ser variado o regular, más o menos lento o rápido, etc.
  • Dicción. Hace referencia a la articulación y pronunciación correcta de los fonemas.
  • Es la ausencia de habla, pero, como ya se ha dicho anteriormente, el silencio no implica que no haya comunicación.
  • Cualidad del sonido (y de la voz) que permite distinguirlo de otro sonido del mismo tono y volumen.

Componente no verbal y no vocal de la comunicación, se refiere al conjunto de movimientos, expresiones y posiciones corporales, ya sean conscientes o inconscientes, con valor comunicativo. Los elementos que la constituyen son:

  • Expresión facial. Movimientos realizados con los ojos, cejas, labios y boca. A través de la expresión facial, es fácilmente reconocible la emoción básica que experimentan los interlocutores: alegría, enfado, asco, miedo, sorpresa o tristeza. Además, una serie de microgestos inintencionados delatan siempre las verdaderas intenciones del interlocutor, aunque este intente enmascarar el mensaje.
  • Se refiere a la forma de estar sentado, de pie o caminando, incluyendo la orientación de un interlocutor respecto del otro. El análisis de la postura corporal aportará información adicional: grado de implicación en la conversación, emociones experimentales, actitud del hablante, grado de interés, etc.
  • Los movimientos de manos, piernas, cabeza, etc. Aportan información valiosa sobre el estado de ánimo del hablante durante una conversación.

Al igual que la kinesia, es un componente no verbal y no vocal de la comunicación. Se refiere al empleo que cada individuo hace de su espacio personal, físico o íntimo, espacio que rodea su cuerpo.

De este modo, la proxémica se encarga de estudiar las relaciones de distancia que existen entre dos individuos que, de algún modo, interactúan. En el espacio personal de un individuo, pueden diferenciarse cuatro radios de acción o distancias:

  • Espacio o distancia pública. Es la distancia que se mantiene cuando no existe ninguna relación definida entre los individuos y estos no pretenden comunicarse. Aproximadamente, se da a partir de los 3,5 m.
  • Espacio habitual o distancia social. Se da a partir de los 120 cm y se prolonga hasta los 3,5 m según el caso. Es la distancia que separa a dos interlocutores que no se conocen y que no tienen un rol marcado, como ocurre, por ejemplo, entre dos personas que se conocen en un parque.
  • Espacio de interacción o distancia personal. En este caso, cada una de las personas que interactúa tiene un rol bien definido, como podría ser la relación que se da entre médico y paciente, o bien se trata de individuos que mantienen algún tipo de relación de amistad, laboral o estudio. Se da a partir de los 50 o 70 cm y se extiende hasta los 120 cm, es decir, se trata de una distancia desde la cual se puede tocar a la otra persona.
  • Espacio corporal o distancia íntima. Se trata del espacio íntimo en el que interactúan dos individuos que mantienen una estrecha relación de amistad y que se da en los actos de consuelo, protección, protección, amorosos, etc. Comprende las distancias de entre 10 y 50 cm.

 

Componente no verbal y no vocal de la comunicación. Se refiere al uso que se hace de los tiempos durante la interacción o comunicación. Si se observa la intención comunicativa, podrán detectarse diferencias entre distintos interlocutores en cuanto al empleo de los tiempos, de este modo, determinados individuos intentarán dar la mayor cantidad posible de información en el menor tiempo, mientras que otras personas emplearán más tiempo, darán más detalles y hablarán de manera más pausada.  De estas circunstancias, podrán inferirse ciertos rasgos culturales y de la personalidad del individuo, modo de vida, circunstancias personales, etc.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email